Archivo de la etiqueta: Secreto

¿Cuál es el secreto de la gente creativa? | Presentable.es

Por Roger Prat

einsteinLa semana pasada, Sebastián Lora escribió en su blog Creatividad para dummies y cómo hacer presentaciones distintas, un artículo en el que puso como ejemplo una presentación mía en Mallorca de hace 2 años.

Su artículo me hizo pensar durante el fin de semana: creatividad para dummies…

¿A caso no somos todos creativos por naturaleza? ¿No tenemos todos la capacidad de imaginar e inventar? Luego… ¿Por qué hay gente que se considera creativa y gente que no se define como tal?

¿Cuál es el secreto de la gente creativa?

A la presentación que hacía referencia Sebastián le tengo mucho cariño. Y por eso, leer sus amables palabras me trajo a la memoria muchos recuerdos de ese fantástico fin de semana.

Por supuesto, uno de los recuerdos más bonitos fue justo haciendo la presentación, viendo las caras de interés y de agrado del público, escuchando sus aplausos y comentarios… Sería hipócrita negar que esta parte de las presentaciones mola mucho. Sin embargo, la gran mayoría de los grandes recuerdos asociados a la presentación no corresponden al día en que la hice.

Guardo grandes recuerdos de los meses anteriores, desde que Sebastián me invitó a hacerla, una noche de Diciembre en Barcelona, hasta el día del ensayo general, en Abril. Me lo pasé en grande ideándola y preparándola.

Tener una idea genial

Muchas personas, cuando se proponen que quieren hacer algo creativo, se fijan como único objetivo el tener una idea genial, algo novedoso, inaudito, jamás visto anteriormente. Si lo consiguen, se muestran satisfechos. Si no (cosa que sucede en la mayoría de casos), se frustran y terminan por abandonar el propósito.

Dicho de otro modo, para mucha gente, lo único que vale es el resultado final. Es dar con esa idea rompedora que necesitan y llevarla a la práctica.

Pero no vivimos en un mundo de rosas, y por lo tanto, ni las ideas llegan tan fácilmente, ni siempre se pueden materializar de forma evidente.

Por eso, si lo único que te importa es el resultado final, tienes muchos números de frustrarte y abandonar el tortuoso camino de la creatividad.

Disfruta del proceso creativo

Pensando en la presentación de Mallorca, me di cuenta de que la mayoría de buenos recuerdos que me traía a la mente estaban relacionados con ese camino, con el proceso creativo.

Y no fue fácil.

Para empezar, encontrar una idea que fuera lo suficientemente rompedora como para poder hablar sobre la creatividad de forma creativa. Luego, una vez tuve la idea, buscar la forma de poder llevarla a la práctica (superando en el camino una serie de barreras tecnológicas). Luego construir un discurso en base a esa idea que fuera ameno a la vez que profundo…

Pero cada uno de esos retos llevan asociados los recuerdos de mi mismo enfrentándolos y superándolos.

Todo el proceso de tener una idea y convertirla en realidad fue divertido, más allá del resultado final. Aunque la presentación no hubiese ido todo lo bien que fue, yo ya me lo había pasado bien preparándola.

El secreto de la gente creativa

Quizás ese sea uno de los secretos de la gente creativa: aprendemos a disfrutar del proceso.

En lugar de obsesionarse con la idea final, la gente creativa nos lo pasamos en grande simplemente con la tarea de buscar esa idea (la encontremos o no). Hallamos placer en el proceso de buscar ideas e intentar llevarlas a la práctica. El simple reto de tener que encontrar una nueva solución a un problema nos pone.

Y la solución llega cuando lo estás disfrutando. Esa idea genial aparece cuando dejas de obsesionarte con encontrarla y empiezas a gozar del mero hecho de buscarla. Como dijo Albert Einstein, se trata de dejar que tu inteligencia se divierta.

Es evidente que podríamos optar por las soluciones convencionales ya existentes, pero entonces nos perderíamos lo mejor: el proceso creativo.

Así que si eres de los que no se considera creativo, hazte un favor. Olvídate de encontrar ideas espectaculares y céntrate en buscarlas divirtiéndote en el proceso.

vía ¿Cuál es el secreto de la gente creativa? | Presentable.es – Presentaciones eficaces, Presentaciones creativas.

Anuncios

Grabarse en vídeo: Secreto a voces para hablar mejor en público – Declamatoria

Por Sebastián Lora

“Espejito, espejito, ¿quién es la más bella del reino?” – La bruja malvada (Blancanieves y los Siete Enanitos)

videoHablar con personas cuya opinión no está sesgada por la “maldición del conocimiento” puede ser altamente revelador. Ofrece una perspectiva fresca y libre de prejuicios sobre aquello de lo que estamos acostumbrados a tratar en el día a día profesional.

Ayer domingo, Eva, mi mujer, me hizo ver una situación tan real como la vida misma:

“Cuán bien o cuán mal creemos que hablamos en público, normalmente no se corresponde con la realidad.”

Muchos creen ser muy malos presentando cuando en realidad son bastante buenos. Otros menos creen ser muy buenos cuando en realidad son bastante malos.

En función de nuestros propios mapas mentales, nuestra manera de ver las cosas puede ser más o menos objetiva. Juzgamos situaciones a partir de nuestra propia experiencia y, en función de esos juicios, tomamos decisiones.

Pero hay un problema: Cuando hablamos en público no nos vemos.

Cuando hablamos en público podemos quedarnos con la reacción del público, con la sensación de haber hecho un buen (o mal) trabajo y con algunas ideas de cómo hacerlo mejor en la siguiente ocasión. Pero por muy analíticos que seamos y por mucha información que saquemos de la experiencia, no estamos sentados en la sala viendo nuestra propia ejecución. Es humanamente imposible.

Grabarse en vídeo es clave para la mejora continua

En Toastmasters aprendí que una de las claves para lograr un cambio drástico a mejor en mi manera de presentar es grabarme en vídeo y estudiar la grabación con ojo crítico.

También aprendí que la experiencia es altamente dolorosa y da muchísima pereza. En consecuencia, no pregono siempre con el ejemplo ya que me cuesta ver siempre los vídeos que me hago.

En mis cursos siempre he grabado los discursos de los participantes para luego enviárselos y que así puedan hacer ellos mismos el ejercicio de verse y autoevaluarse. Pero descubrí que, por lo mimos que me ocurre a mí, los participantes casi nunca los ven.

Por eso, y gracias al input de Eva, desde hace tiempo muestro en clase algunos de los vídeos grabados y comento con ellos la jugada en tiempo real. Duele pero funciona.

¿Qué ofrece la grabación en vídeo de tu presentación y su posterior visualización?

La oportunidad de entender nuestros puntos fuertes y las oportunidades de mejora.

Conocer nuestros puntos fuertes nos da pistas sobre qué debemos explotar más a menudo. Conocer nuestros puntos débiles nos ofrece información valiosa para hacerlo mejor en el futuro.

Concretamente, grabarnos en vídeo, nos permite ver con ojos críticos la manera en la que ejecutamos la presentación y cómo nos desenvolvemos frente al público teniendo en cuenta tres variables:

Cómo usamos las palabras: Si hablamos con propiedad, si usamos muletillas, si repetimos palabras indiscriminadamente.

Cómo usamos la voz: Si la velocidad, el tono y el timbre son adecuados y nos ayudan a generar confianza en el público.

Cómo usamos el cuerpo: Si el lenguaje corporal empleado es abierto, confiado y refuerza nuestra imagen como autoridad.

Insisto. El proceso es doloroso. Pero funciona de maravilla.

En el siguiente enlace al blog de mi club de Toastmasters hay publicado un extracto del vídeo de mi más reciente discurso (que incluyo más abajo). De verdad que no me gusta verme, pero habiéndolo visto y analizado cuidadosamente me he dado cuenta de algunas cosas:

Un poco más de naturalidad me ayudaría a contar historias y conectar mejor con el público. Sobre todo en la primera parte del discurso.

Me vendría bien sonreír más a menudo para caer mejor al público. Siempre que el mensaje lo permite.

Cuando me lío con el texto puedo ser redundante. Si pauso un instante más en lugar de marear iré más al grano.

Graba tu próxima presentación en vídeo. Luego dedica un tiempo a estudiarla con calma. La experiencia será reveladora y te dará información para hacerlo mucho mejor la próxima vez.

vía Grabarse en vídeo: Secreto a voces para hablar mejor en público – Declamatoria.