Lanzamos un nuevo medio digital de periodismo 100% independiente y plural. Están invitados a participar. Estamos en una fase prueba calibrando y ajustando.

Haz click en el siguiente enlace para visitarlo

Acceso global

acceso_global

Anuncios

El disparo por la culata del periodismo pistolero

El periodismo solo es una carrera en la universidad. Fuera de ella, el ser el más rápido en la competición que existe dentro de la guerra de medios importa, no lo vamos a negar, pero de poco servirá si el sprint por llegar primero a la meta de la exclusiva te lleva a cometer errores ‘mortales’.

Por todos es sabido que el nivel de exigencia en el actual panorama de medios de comunicación rodeados por un entorno digital lleva al periodista a tener que convertirse en el pistolero más rápido del salvaje Oeste. Una situación que provoca que muchas veces el disparo salga por la culata.

El actual panorama de medios rodeados por un entorno digital lleva al periodista a tener que convertirse en el pistolero más rápido del salvaje Oeste

Redes sociales, un campo de minas

La inmediatez y la presión del medio por publicar lo más pronto posible una noticia viene motivado por la asfixiante presión que provoca la velocidad informativa de las redes sociales. El análisis y la interpretación de la información se viene sustituyendo cada vez más por el concepto de primicia y última hora, que deja poco o ningún espacio para la elaboración de la información.

Es aquí donde el terreno del periodismo, sobre todo el digital, se convierte en un campo de minas en el que el redactor puede errar y, sobre todo, perpetuar su fallo por la capacidad de Internet de dejar una huella imborrable en cada paso en falso que dé.

Captura de una tuitera del error fatal de la web de RTVE.

Errores y horrores periodísticos

No hace falta irse muy lejos en el tiempo para encontrarnos con casos de tiros por la culata. La reciente y triste noticia de la inminente muerte del expresidente Adolfo Suárez, anunciada por su hijo el pasado viernes, dejó varios ejemplos de esto. No pondremos el dedo en la llaga de todos los medios que hablaron inconscientemente en pasado de Suárez mientras luchaba por mantenerse con vida en sus últimas horas, pero sí de aquellos que acabaron con su vida antes de tiempo.

El primer ‘horror’ y seguramente por culpa de esto el más grave lo protagonizó RTVE, que en su página web publicó pocas horas después del anuncio de la inminente muerte de Suárez por parte de su hijo un especial que tenían en nevera —dada la celeridad en la publicación— y que dejó sin aliento a más de uno en las redes sociales.

Pocas horas después del anuncio de la inminente muerte de Suárez, rtve.es lanzó en su web el especial “Muere Adolfo Suárez”

También a un medio digital pero de ámbito autonómico como eldigitalcastillalamancha.es se les coló para el día que no tocaba el especial que habían dejado preparado sobre la muerte de Suárez. Noticia que despacharon con la misma ligereza que al expresidente español y sin pedir disculpas a sus lectores, al igual que sucedió desde RTVE.

MMD_286763_los_de_deportes_cuatro_se_lian_con_adolfo_y_luis_suarez

Los conceptos de inmediatez y última hora también priman en la televisión. Y si no que se lo pregunten a los conductores del programa Deportes Cuatro, más conocido como el de ‘Los Manolos’ —como los rumberos, pero sin su ritmo y gracia— que ni cortos ni perezosos avanzaron la noticia de la muerte del genial delantero del Liverpool, Luis Suárez, confundiendo su nombre con el del héroe de la Transición.

Un hecho que desató todo tipo de burlas y montajes en las RRSS y provocó que el atacante uruguayo fuera Trending Topic durante toda la jornada en España. La diferencia, aquí, es que a los pocos segundos del garrafal fallo, sí se pidió disculpas y se rectificó.

Nada nuevo que contar

Podríamos seguir con más ejemplos de ‘presidenticidios’ periodísticos. También con un difunto presidente pero en este caso en Venezuela se cometió más de un crimen 2.0.  En enero de 2013, el diario El País publicó una foto falsa del que parecía ser el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en un hospital, conectado a varios aparatos. Días después El Mundo superaba esto dándolo por muerto para minutos después y al caer en su error volverlo a poner en “estado grave”. Vamos, pasar de estar muerto a en estado grave, lo que se conoce en medicina como mejoría… Prisas y periodismo, malos compañeros de viaje.

Tomado de; http://crcom.es/el-disparo-por-la-culata-del-periodismo-pistolero/

El post “Prime Time”: ¿cuál es el momento ideal para publicar?

imacComo ya sabréis muchos de los que me seguís con cierta regularidad, una de mis “obsesiones” en internet es que la información llegue a todos. Casi con toda probabilidad ésto sea una utopía, pero aún así me conformo con que la información y el conocimiento llegue, cada día, a más personas. Y en esta humilde batalla personal me he puesto a investigar acerca de cuál es el momento ideal para publicar un artículo teniendo como objetivo la mayor difusión posible.

Resulta que, al igual que en televisión existe la franja del prime time o intervalo horario de mayor audiencia donde, por lo tanto, la publicidad es mucho más cara dado que alcanza a un mayor volumen de clientes potenciales, también en el terreno de los blogs y redes sociales existe esa franja prime time, aunque en este caso nosotros no cobremos por publicidad 🙂

El “prime time” para publicar un…

Ver la entrada original 494 palabras más

Descarga aquí el manual “Herramientas digitales para periodistas”

El Centro Knight para el Periodismo en las Américas ha publicado su más reciente e-book, la segunda edición de “Herramientas digitales para periodistas” de la reconocida periodista argentina Sandra Crucianelli.

“Herramientas digitales” es una amplia actualización de la primera edición publicada en 2008. La nueva versión contiene un capítulo nuevo dedicado al periodismo de datos, cuenta con un mayor énfasis en las técnicas más utilizadas para buscar y procesar información, y reconoce los muchos otros cambios y herramientas periodísticas que han surgido en los últimos seis años.

Haz click en el siguiente enlace para descargarlo

Herramientas digitales para periodistas

Los medios de comunicación se encaminan hacia una discontinuidad radical

Por Miriam Garcimartin

Los medios se encuentran en una etapa de transición en la que están experimentando con nuevos productos y modelos de negocio. Analizando las tendencias que están en auge se pueden realizar predicciones que ayuden a esclarecer hacia dónde se dirige la industria de las noticias.

Una nueva generación de productos informativos está en marcha. Sus diseños, funcionamiento y modelos de financiación son muy diferentes de los que proceden del periodismo tradicional. “Gigaom” ha publicado un artículo en el que intenta determinar cómo será la prensa de los próximos años.

¿Cómo conseguirán los nuevos productos retener grandes bases de clientes? Hoy, de los más de 2.710 millones de personas que acceden a Internet, 1.500 millones consumen información. El modelo de distribución de noticias se ha desplazado de los portales a los buscadores (39% del tráfico) y a las redes sociales (24%, superarán en poco tiempo a los buscadores), generando usuarios ávidos de noticias diarias.

El otro cambio reciente en la distribución es que ahora es móvil. Facebook y Twitter tienen una base instalada de Android de 500 a 1.000 millones y de 100 a 500 millones, respectivamente. Aplicaciones de mensajería como WhatsApp y Line, de 100 a 500 millones también. Estas aplicaciones sociales están llevando más tráfico a los medios que las apps de los editores y los lectores móviles combinados.

Los editores top cuentan con una base de usuarios mensuales de entre 10 y 30 millones en todas las plataformas, los lectores de noticas como Zite y Pulse se cuentan por millones y Flipboard está en los 100 millones, pero la media de usuarios diarios está alcanzando su tope en niveles muchos más bajos, sobre los 5 millones. En estos momentos, las redes sociales están consiguiendo retener mejor a sus usuarios que las apps de los editores. Si los nuevos productos de comunicación no consiguen convertir al 50% de sus usuarios en lectores mensuales y que al menos un 25% de ellos regrese 6 ó 7 días a la semana, no podrán competir en relevancia con las aplicaciones sociales.

Los editores han intentado experimentar con una nueva generación de productos de noticias móviles y sociales, como Social Reader para Facebook de “The Washington Post”, renombrado como Trove. Por su parte, las compañías sociales también han realizado el camino contrario, como el experimento Editorial de Tumblr. Vistos los resultados de ambas incursiones, no está muy claro que los editores vayan a tener éxito al definir una nueva generación de productos de noticias o que las apps sociales puedan crear contenidos informativos.

¿Cómo generarán dinero? Los modelos de suscripción clásica funcionan en medios financieros como “WSJ”, “FT” o “The Economist” y para grandes marcas como “NYT”, pero fracasan con otro tipo de contenidos. Los medios que vivían de los anuncios CPM y CPC, ven como el desplazamiento del tráfico a dispositivos móviles y redes sociales ha erosionado su modo de subsistencia. El coste medio por clic de los anuncios de Google cayó un 11% en 2013, mientras que el coste por impresión de Facebook subió hasta un 186%, el coste por clic hasta un 35% y los ingresos por clic hasta un 83%.

Además de las mejoras en los anuncios de display en las redes sociales, los contenidos patrocinados están funcionando bien en plataformas como Twitter. Aunque los ingresos publicitarios por usuario (2’66 dólares) son menores que los de Facebook (6’12 dólares), el crecimiento de la publicidad nativa es fuerte.

Los primeros ejemplos de comercio retroalimentado también parecen prometedores, sobre todo en Facebook. Esta red ha pasado de ingresar un 23% por publicidad móvil en 2012 a un 53% en 2013. Facebook utiliza bloques de anuncios móviles para ayudar a las empresas a que los usuarios que ya hayan descargado sus aplicaciones vuelvan a ellas. Mezclar contenidos con propuestas de compra, opiniones y recomendaciones resulta mucho más eficaz para los anunciantes que los anuncios clásicos.

¿Cómo funcionarán las herramientas que ayudan a descubrir contenido? El descubrimiento de contenido se realiza cada vez en mayor medida en tiempo real, según los intereses de cada uno. Tanto por vía social como a través de algoritmos. Pero claramente la interacción social gana en importancia. El desplazamiento hacia un modelo de distribución social implica que los clientes prefieran noticias más relevantes con un contexto social más profundo. Paralelamente, se produce el paso de la narración a la historia interactiva (los acontecimientos de Ucrania se van desmenuzando en Twitter).

Editores tradicionales vs la próxima generación de compañías de productos de noticias. Antes de Internet, las compañías controlaban el canal de distribución, el producto, el modelo de ingresos y el contenido. Ahora el canal de distribución es Internet que, gracias a las redes y móviles, se ha convertido en más social, más barato, más rápido y más ubicuo. En cuanto al producto, se ha vuelto más complejo, requiriendo un diseño sofisticado ajustado a las aplicaciones móviles. Los modelos de ingresos se han desplazado de anuncios CPM y CPC a más comercio y contenido patrocinado.

Por último, respecto al contenido, veremos más compañías de diseño de producto convertidas en grandes centros de distribución y más empresas creando nuevos intercambios para los nuevos tipos de unidades de ingresos. A veces éstos se combinan cuando existe una relación simbiótica entre el producto, la distribución y el modelo de ingresos.

En definitiva, si la actual tendencia del mercado de masas es hacia la distribución social y móvil, los medios deberán diseñar productos diferentes para alinearse con las tendencias sociales interactivas y dejar de intentar imitar a los periódicos y revistas tradicionales.

Tomado de: http://www.media-tics.com/noticia/4484/Medios-de-Comunicacion/Los-medios-de-comunicacion-se-encaminan-hacia-una-discontinuidad-radical.html

Técnicas de redacción para medios online: ¿cómo escribir en Internet?

Uno de los principales errores que cometen los periodistas es considerar que nada ha cambiado y que pueden seguir utilizando las mismas técnicas de redacción periodística. Sin embargo, los usuarios evolucionan y nos encontramos ante un medio con cualidades diferentes:

Los lectores digitales no se comportan igual que quienes leen su periódico mientras desayunan, por ejemplo. Quienes leen noticias o artículos en la red muchas veces llegan a ellos de casualidad y sobre todo van directos a leer aquello que más les interesa o les ha llamado la atención. Además, hay que tener en cuenta que los usuarios suelen compaginar esta tarea con otras actividades por lo que los contenidos deben ser claros, concisos y poco densos.

Junto a las características de los lectores online, hay que resaltar la naturaleza del propio medio. Internet destaca por la inmediatez y la velocidad, por lo que el periodista dispone de menos tiempo para elaborar la información. No obstante, los contenidos están abiertos a posibles mejoras e introducción de nuevas informaciones que complementen el hecho acontecido. Ser persuasivos, creativos y originales también es decisivo: ¿cuántos medios publicarán lo mismo que tú? ¡Piénsalo!

Consejos sobre redacción periodística en Internet

.
Antes de ver qué técnicas de redacción son las más apropiadas para escribir en la web, debemos indicar que, al ser un medio en constante cambio, no hay unas reglas estrictas por lo que éstas pueden ser válidas hoy pero no mañana. Periodistas y medios serán los encargados de ir viendo qué funciona y qué no e investigar las tendencias que se realizan en otras webs o blogs, especialmente internacionales.

Si tienes un blog o estás pensando en crear tu periódico digital, estos consejos sobre redacción online te pueden servir de utilidad:

  • Concisión. Por lo general, el lector no dispone de mucho tiempo para leer las noticias, por lo que debes redactar frases breves y evitar el alargamiento innecesario de las oraciones. Evita construir párrafos y largos y sepáralos con doble espacio; los “blancos” son clave para que los usuarios sepan diferenciar las distintas partes de la información.

  • Estructura tu noticia. Haz que el lector tenga una visión global del contenido con un simple vistazo. Para lograrlo la mejor opción es incluir titulares, ladillos, viñetas y bloques anexos de información que resuman el contenido. ¡Un post es más que el cuerpo de texto! También puedes destacar lo que consideres empleando negritas, así lograrás llamar la atención.

  • La información en función a cómo la leemos. Para organizar todo lo que quieres contar es importante que sepas cómo leen los usuarios online. Según un estudio realizado por el Grupo Nielsen Norman sobre el seguimiento ocular, los internautas no leen de forma lineal sino que hacen un breve recorrido que escanea toda la pantalla; leen las dos primeras líneas y posteriormente bajan su mirada por la zona izquierda para acabar deteniéndose en el centro. Es lo que se conoce como “lectura en F”.

  • Titular. Puedes escribir un gran texto y no obtener visitas. Una de las principales causas la encontrarás en el título de tu artículo. Ten en cuenta que es lo primero que ven los lectores y debe ser lo bastante interesante como para que continúen leyendo. Apuesta por el modelo AIDA (Atención, Interés, Deseo y Acción) y mejorarás el engagement de tus publicaciones. Además piensa en cómo las buscarían los usuarios en la red y no olvides optimizarlas para SEO.

  • Hablando de SEO… ¿Sí o no? Según tus intereses y objetivos. Eso sí, no olvides que tu medio es online y que por tanto, si quieres conseguir visitas o algún tipo de conversión el posicionamiento es necesario. Antes de escribir piensa en el usuario: cómo lo va a buscar y qué va a querer leer. A partir de ahí define tu palabra o palabras clave y optimiza el contenido en función a ellas. Herramientas como Adwords pueden ayudarte. ¡Pero sobre todo escribe de forma natural!
    .
  • Imágenes. No olvides el valor de las imágenes. Además de ilustrar lo que contamos en el texto, es uno de los principales reclamos para los lectores.
    .
  • Enlaces. Aprovecha que puedes vincular tu artículo a otros contenidos similares. Añadir enlaces permitirá a los usuarios conocer datos complementarios y llevarlos a otros artículos que te interesen. El acceso a las fuentes de la información (como estudios o encuestas) aporta además más credibilidad a lo que cuentas.

Tomado de: http://comunidad.iebschool.com/iebs/periodismo-digital/redaccion-medios-online/

9 “debes” de contenido y lenguaje que debería llevar tu comunicado de prensa

En un comunicado de prensa es tan importante el contenido como el continente. La presentación, la apariencia y la sensación de profesionalidad deben ir acompañadas de un lenguaje cuidado que facilite la labor del comunicador que pretendemos que difunda nuestra nota. Éstos son los aspectos más destacados a tener en cuenta:

1. Inclusión del logo corporativo

Un comunicado de prensa sin el logo corporativo de la empresa u organización que emite el comunicado da una imagen descuidada, por lo que el logo debe aparecer en un lugar destacado.

2. Fecha y ciudad

La ciudad en la que está firmado el comunicado y especialmente la fecha, dan sensación de cercanía y de inmediatez a los medios para que sepan que la noticia o la promoción acaba de iniciarse o se inicia de forma inmediata. Una nota atemporal resta importancia al contenido.

3. Entradilla con toda la información

La entradilla es la parte más importante del contenido. En ella deben incluirse los seis datos más relevantes, lo que supone una de las máximas del periodismo. El qué, el quién, el cuándo, el cómo el dónde y el por qué no pueden faltar en ella.

4. Texto aséptico

Estamos ofreciendo una información, no tratando de convencer a alguien. Un comunicado que no tenga un texto aséptico despertará la desconfianza del comunicador, que sospechará si nos queremos aprovechar de él. Hay que evitar juicios de valor y se debe acompañar la información de datos.

En este sentido, conviene también huir de adjetivos con los que tratemos de ‘vender’ nuestro evento. Si mencionamos que a continuación habrá una “interesantísima” rueda de prensa o que la empresa ofrece una “maravillosa” oferta estamos enviando publicidad en vez de un comunicado de prensa, lo que nos supondrá un lastre en nuestro objetivo de ver publicada la información.

5. Mejor con declaraciones

Las declaraciones de un experto o cargo de la empresa enriquecerán el comunicado, pero siempre deberán ir entrecomilladas y dejando claro su nombre y apellidos y el cargo que ostenta.

6. Lenguaje cuidado y sin tecnicismos

El lenguaje debe ser cuidado y directo pero los tecnicismos no son buenos. El periodista no tiene por qué ser un experto en la materia para tener que entender palabras excesivamente técnicas, y sus lectores, tampoco.

7. La información corporativa al final

Uno de los errores más comunes de los gabinetes es el de vender las bondades de la empresa a lo largo de todo el comunicado. Craso error. Inducen a pensar que el comunicado es pura publicidad. De aparecer, lo mejor es que la información corporativa cierre el comunicado para que quede a elección del periodista si aparece o no y para facilitarle, en caso negativo, la supresión.

8. Un contacto claro

No basta con redactar y enviar la nota. Al final de ésta debe aparecer de forma clara el contacto de la persona reposnable por si el periodista quiere ampliar la información o tiene alguna duda. Son imprescindibles el correo electrónico y un número de teléfono, preferiblemente de móvil, para que indirectamente quede constancia de que estás a su disposición en cualquier momento.

9. Fotografías para acompañar el comunicado

La inclusión de una o varias fotografías en archivo adjunto que acompañen al comunicado enriquecerá la nota y facilitará la labor del periodista. Es un valor añadido y le ahorrará tiempo, lo que aumentará las posibilidades de publicación.

El periodismo como ideología

Manuel Aguilera

Volví a verle en una rueda de prensa improvisada en la Plaza de España. Ahí estaba en el pelotón de periodistas poniendo la oreja y apuntando en el cuaderno. Nos cruzamos la mirada pero esta vez no saludó. Ni levantó la cabeza ni sonrió. Ni siquiera me pidió que le llevara a la redacción. No venía a cuento después de haberme vendido de forma descarada. Tiene gracia que utilice «descarada» porque lo que hizo este supuesto compañero fue venderme a cuatro radicales para que pegaran fotos con mi cara por toda la ciudad llamándome «fascista peligroso». Ahí me di cuenta. Sus compañeros no éramos los periodistas sino los que comparten su ideología. Su compromiso no era con los compañeros de profesión sino con los de su secta ideológica. Para él, el periodismo no es un fin sino un medio.

Esto es el periodismo militante, el cual yo mismo creía posible cuando estudiaba la carrera y ahora aborrezco. Pedro J. lo dijo en su discurso de despedida: «El periodismo es un fin en sí mismo». Se refería a la ideología que debe priorizar todo periodista que no es otra que la propia del periodismo, con valores como la verdad, los derechos humanos, la democracia, el interés público y el contrapoder. Los que la ejercen no tienen etiquetas, y no se sabe bien si son de izquierdas o derechas. Son los que se han peleado con todos y ningún partido o sindicato acaba fiándose de ellos porque han dejado de masajearles en algún momento. Eso es periodismo, lo demás son relaciones públicas, Orwell dixit.

Aborrezco al periodista militante porque en el momento de la verdad no ejercerá la función social del periodismo. Es fácil reconocerlos. Déjenles elegir entre defender a un compañero periodista o a un camarada. Cogerán el segundo sin dudarlo, tenga o no razón. Ocurrió recientemente con el acoso a Mayte Amorós. Aunque parezca increíble, hubo compañeros, falsos totalmente, que justificaron la campaña de acoso, incluido el Sindicato de Periodistas, el mismo que no dijo nada ante los carteles con mi cara o las pegatinas de Inda y Urreiztieta.

Obviamente, los periodistas tienen opinión y la objetividad pura no existe. Todos tenemos nuestra interpretación y el relato de los hechos varía dependiendo de quién lo cuente. Eso se llama pluralismo informativo. A algunos tampoco les gusta y lo tachan de ilegítimo cuando no encaja en su ideología. Como dice Jesús Maraña, los periodistas de verdad a veces se equivocan pero nunca mienten. El que miente es el periodista militante que oculta o deforma conscientemente un hecho. El que se guarda en el cajón una exclusiva. El que cubre una manifestación y, de manera consciente, da sólo una versión. El que cambia «grupo terrorista» por «organización armada» dependiendo de la ideología de la bomba.

Hay mucho camino por recorrer al respecto y pedagogía que hacer. En las facultades y todos los medios, incluido El Mundo, cuyo libro de estilo dice: «Toda noticia cuya veracidad y relevancia estemos convencidos será publicada, le incomode a quien le incomode». Ese es el reto. Sólo así viviremos en una democracia real.

En España, la prensa siempre ha sido militante. En el siglo XX la mayoría de periódicos eran afines a un partido y el periodismo de investigación tardó mucho en aparecer. Cabeceras como El Socialista, Solidaridad Obrera o, en los años 80, el diario Liberación, eran militantes. Obedecían a una ideología política. Ahora no hay cabeceras del mismo estilo. Sí es cierto que hay una línea editorial y que hay una ideología socialdemócrata, liberal, conservadora, etcétera, en cada uno de los medios, pero se entiende, no digo que siempre ocurra, que debe primar siempre la ideología del periodismo, la cual no es incompatible con las que he citado. Y esto ha cambiado principalmente por una cosa: porque ahora la mayoría de los periodistas han sido formados en esta ideología en las universidades. Se da en asignaturas como Fundamentos del Periodismo o Ética de la Información.

El principal reto de estos medios es, como dice Casimiro García Abadillo, hacerlos rentables para ser más independientes. La autocensura que impone la dependencia de los grandes anunciantes es evidente. Al final, los medios son empresas y como tales dependen de hacer negocio. Tenemos aquí grandes ejemplos de lo difícil que es ejercer la ideología del periodismo en estas circunstancias. Uno es el que dio lugar al artículo de Agustín Pery: «Periodista ahora y siempre». EL MUNDO había sido penalizado por Globalia después de publicar una información. El que fuera director de este periódico en Baleares los últimos seis años escribió: «No es un acto de gallardía, ni tan siquiera de ética suicida. Simplemente es puro egoísmo. Aspiro a dormir tranquilo». Él eligió ser fiel al periodismo y publicar la información.

Yo ya estoy fuera de EL MUNDO y no tengo ninguna necesidad de adular esta cabecera. Hay algunas cosas que no me gustaron, como buen subordinado antiautoritario que soy, pero en cinco años que estuve, por cada una que no me gustó hubo cien que sí. Contaré una anécdota: un día llevé a Pery un tema que dejaba en mal lugar a Mapfre, empresa que, como pueden imaginar, es un gran anunciante. Tampoco era un tema muy importante así que valorando perjuicio-beneficio no veía muy claro que se publicara y así se lo dije. Él me contestó en seguida: «Hay que ser honrados». Y le dio el espacio que tocaba.

Desde el punto de vista empresarial, la ideología del periodismo no es viable. Tampoco encaja con un público acostumbrado a consumir noticias acordes con su ideología. Como avisó Javier Ortiz, si contrarías a tus lectores corres el riesgo de perderlos. Eso es lo que ha pasado en EL MUNDO con informaciones sobre Bárcenas, Rajoy y compañía. Sin embargo, vale la pena intentarlo. La sociedad, tarde o temprano, sabrá valorarlo y las ventas subirán. En papel o digital, subirán. Sin ideología del periodismo, no hay democracia.

*Manuel Aguilera es periodista y doctor en Periodismo en el CESAG.

Tomado de: http://www.elmundo.es/baleares/2014/03/15/53241d41e2704e4a2f8b4569.html

La artillería de la libertad en manos de casi todos

Aquello que siempre ha caracterizado al ser humano y diferenciado de otras especies, entre otras cosas, ha sido la razón, la curiosidad, la capacidad de pensar y el cómo hemos plasmado esto para las generaciones venideras: al fin y al cabo lo que denominamos cultura. El hombre ha pasado las últimas decenas de miles de años procesando la información que le ha sido brindada, y no siempre de la misma manera.

Llegados al punto en el que nos encontramos a día de hoy, nos surgen diferentes cuestiones en relación a los conocimientos que hemos procesado a lo largo de nuestra historia y la manera en la que lo hemos hecho ¿Nos hemos cansado de aprender o de procesar información compleja? ¿La especie continúa hacia un futuro mejor o por el contrario hacia uno menos conveniente? Muchos son los alarmistas que alzan sus voces al aire, precipitándose en sus conclusiones y redefiniendo una sociedad confusa; al igual que los oradores ingleses alarmaban a sus contemporáneos con todo tipo de teorías en el famoso Speaker’s Corner, en el Hyde Park de Londres, donde uno podía afirmar casi cualquier cosa siempre y cuando procurase ser políticamente correcto. Me niego a creer que hayamos colmado nuestra sed de conocimientos como sociedad, y me cuesta pensar que la ignorancia y la indiferencia sean cualidades apreciadas por cualquier persona.

Vivimos en la era de la información, por lo tanto no hay mejor reflejo de nuestra cultura que lo que hoy en día nos muestra el periodismo, en todos sus soportes. Haga el siguiente ejercicio: Abra el periódico, saque las quince páginas de deporte, las cinco de televisión y las diez de puro sensacionalismo ¿Qué nos queda? Decía Balzac que el periódico vende al público las palabras del mismo color que las quiere; ¿Significa eso que no queremos temas de ciencia, pintura, teatro o escultura en nuestras lecturas? Desde luego que no, por lo menos la mayoría. O quizá es lo que nos han hecho buscar en un periódico, y por lo tanto acostumbrado.

Así es el periodismo actual, y en mi opinión, lo que no debería ser: carne de circo. Si hablamos de su estricta definición, diríamos que el periodismo es el oficio que tiene como fin la búsqueda exhaustiva y la producción de noticias que informen a la sociedad sobre su contexto inmediato, en forma de cápsulas informativas que se emiten de forma sintética. Desde inicios del siglo XX, el periodismo se convirtió en una labor que tenía como objetivo el tener informados a todos los sectores de la sociedad sobre lo que estaba sucediendo. En síntesis, el periodismo es contar lo que otro desconoce pero desea conocer. Pero, ¿Tenemos este tipo de periodismo informativo y libre de manipulación hoy en día? Creo que todos compartimos respuesta: no, por completo.

Muy por encima de otros oficios, en cuestión de evolución, el periodismo se encuentra en un cambio constante; lo que nos lleva a afirmar que las condiciones en las que concebimos esta labor no son las mismas a lo largo de su trayectoria. Inmersos en la era digital este cambio es mucho más significativo, y mucho más atrayente en mi opinión.

Cuando hablamos de periodismo, nos referimos a lo que, para mí, es uno de los mayores poderes de influencia y creación de realidades que tenemos en nuestra sociedad. Y que los medios de comunicación utilicen este poder para manejarnos, es lo menos, alarmante. Me preocupa de este su futuro, pero sobre todo, quienes serán los encargados de llevar todo esto y si necesitan un título para hacerlo.

El futuro de la prensa está cifrado en ceros y unos, se encuentra en el mundo digital; y algunos confiamos en que ello conlleve una nueva Edad de Oro del oficio. Cada mañana, nada más despertarse, uno lee las noticias de los medios a través de diferentes soportes digitales –en especial el teléfono móvil- evitando así los montones de papeles de periódico que se acumulan en una pila que con asiduidad uno debe reducir su altura; y muy por encima de todo, las ediciones digitales suelen ser gratuitas. Desembocamos pues en el llamado “periodismo ciudadano”, en el que todos somos “contadores de historias en potencia” gracias a que en nuestros bolsillos hay un dispositivo que nos permite hacerlo, un teléfono móvil. Esta situación nos lleva a preguntarnos ¿Es todo periodismo? Y lo más importante, ¿Qué tiene que ver con la cultura?

Decía un veterano del Boston Globe: “Un señor que ve un accidente provocado por un semáforo estropeado y lo cuenta de inmediato, quizá es un buen vecino, pero no un buen periodista”. Estoy de acuerdo, pese a la opinión popular que percibo. A diario nos vemos desbordados por decenas de noticias de los miles de medios de comunicación de todo el mundo que describen inverosímiles historias a lo largo y ancho del planeta. Una de las mayores cualidades de toda persona debería ser su filtro, su juicio, su crítica. La sociedad carece de ese filtro que analiza y comprende el texto sin que los prejuicios e ideologías se inmiscuyan. El periodista debe facilitar el juicio y evitar la confusión, debe ayudar a la prevalencia de la cultura.

El debate sobre la exigencia un título a la hora de ejercer ciertas profesiones es ciertamente absurdo, pongamos que hablo de un médico o un abogado, ¿Querría usted que le tratase o defendiese una persona que no ha estudiado específicamente para ello? Pero el periodismo es diferente, mucho. En una profesión con un gran componente artístico e intelectual (y no tan técnico) que la hace más accesible que otras labores. En el ejercicio del periodismo, se ve claramente la vocación que tiene la persona para ejercer tal oficio. Unos se hacen periodistas porque lo han estudiado, otros, en cambio, otros lo ejercen porque lo han estudiado y tienen vocación para ello; y otros lo ejercen sin haber estudiado pero con una gran vocación. Entre la primera opción y la tercera, entiendo que la gente prefiere la última, o por lo menos yo.

No es novedad que gente que no ha estudiado periodismo haga muy bien su trabajo, casi todo es cuestión de algo innato. Muchas son las personas que en España llenan nuestras pantallas sin tener el título de periodista, y –aunque algunos de carreras similares- hacen trabajos con gran calidad. Empecemos por la televisión. Jordi Évole, querido por tantos, el primero. Estudió Comunicación Audiovisual en Barcelona, y es considerado uno de los mejores periodistas de nuestro país; algunos de ustedes se habrán enterado ahora de sus estudios, eso nos muestra lo que vengo diciendo. En la misma franja horaria y enfrentado con “El Follonero” se encuentra un programa que apenas tiene unas semanas y es conducido por un publicista, Risto Mejide,  ¿Os imagináis que el telediario lo presente una licenciada en turismo? Ahí tienen a Mónica Carrillo, y la gente lo ignora. Ana Blanco, mítica y consagrada presentadora de telediarios de la TVE, es pedagoga. Lucía Riaño, que tampoco ha estudiado periodismo dice: “No es fácil centrarse en seguir con los estudios de periodismo una vez que ya has trabajado como periodista (…) Cuando entras en la profesión todo te deslumbra, te dispersas y no lo ves claro. Y entonces vas menos, te quedan dos, te quedan tres”. La lista es enorme: El gran Wyoming, Isabel Gemio, hasta Luis del Olmo referente periodístico.

En radio encontramos lo mismo. Hora 25, programa de la Cadena Ser,  está dirigido y presentado por Ángels Barceló, la cual tampoco es periodista; igual que otros compañeros de sector como Herrera.

No obstante, los mencionados anteriormente, podrían formar parte de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). Y es que, según el artículo 4 de los Estatutos de la Asociación de la Prensa de Madrid, se establece que, excepcionalmente, “la Junta Directiva podrá solicitar a la FAPE autorización para la admisión de quienes acrediten una profesionalidad contrastada, antigüedad y continuidad en el ejercicio de la profesión en funciones específicamente periodísticas”.

“Este es un viejo debate que tiene dividido a las asociaciones de prensa de España. Las asociaciones de La Rioja, Aragón, Cádiz, y otras más, son partidarias de sólo asociar a aquellos periodistas que son titulados. Sin embargo, existe otro sector, en el que me incluyo, que también son partidarios del ejercicio profesional acreditado”, explicaba por entonces el otrora presidente de la APM, Fernando González Urbaneja. “Carles Francino lleva 30 años ejerciendo de periodista, ¿quién va a decir que no lo es?”. Lydia Lozano y Karmele Marchante, tienen título de periodismo, y miren a lo que se dedican.

En prensa escrita, soy habitual a ciertos autores. Jabois, el hombre que Enric González dice que “está condenado a convertirse en el mejor columnista de ahora, si no lo es ya”, no ha estudiado periodismo. En una entrevista, Jabois daba en el clavo respondiendo a la siguiente pregunta:

Entrevistador: Perteneces una raza ya en peligro de extinción: los que trabajan en los medios pero sin haber estudiado algo relacionado con la comunicación. ¿Cómo se consigue?

Jabois: Con muchísima chiripa. Ahora esto va a ser más complicado con estudios y sin estudios. Antes había más desembarco de gente que o bien no había estudiado la carrera o bien no había estudiado nada, como fue mi caso. De todos modos no creo que haya sido de los últimos. Al que tiene una vocación siempre se le acaba recompensando. El que lee periódicos y lleva el periodismo en la sangre va a tener oportunidad de ser periodista. Evidentemente, es muchísimo mejor que que tenga una formación teórica de su trabajo. Yo no soy el ejemplo de nada y no me pongo como piedra angular de ningún proyecto de periodista que vaya por ahí sin título ni nada de eso. Lo mío fue una concatenación de circunstancias que se dieron en un momento en el que yo tenía veinte años y me tiré sin red. De la misma manera que las cosas parecen ir bien, a lo mejor mañana no van tan bien. También me pude haber quedado por el camino y acabar haciendo otra cosa que no fuese esta, lo cual hubiese sido una gran desgracia, porque solo sé escribir.

Mi conclusión es que el periodista nace, y se hace, y casi siempre gracias a algo innato. Si a eso le sumamos un carrera, aumentamos nuestros puntos, pero en definitiva, no nos hace periodistas amigos. Y así intenta sobrevivir la cultura, un conocimiento en crisis, ávido de personas que lo deseen y lo buscan. El “nunca te acostarás sin saber algo más” ha dejado de ser una verdad universal. Una sabiduría que jamás podremos obviar. Porque a juzgar por el tiempo y espacio que se le dedica en tertulias, prensa, radio y televisión, el mayor logro cultural de este país es el fútbol.

Hecho por Álvaro Rodiño y Eugenio Fernández.

Tomado de: http://the21magazine.es/la-artilleria-de-la-libertad-en-manos-de-casi-todos/

10 mandamientos para debatir bien en las redes sociales

1. No atacarás a la persona, sino al argumento (Ad hominem)

2. No malinterpretarás o exagerarás el argumento de una persona para debilitar su postura (Hombre de paja)

3. No tomarás una pequeña parte para representar el todo (Generalización apresurada o Secundum quid)

4. No intentarás demostrar una proposición suponiendo que una de sus premisas es cierta (Petición de Principio o Petitio principii)

5. No asegurarás que algo es la causa simplemente porque ocurrió antes (Causalidad falsa o Post hoc ergo propter hoc)

6. No reducirás discusión solo a dos posibilidades (Falso dilema)

7. No afirmarás que por la ignorancia de una persona, una afirmación ha de ser verdadera o falsa (Llamada de ignorancia o Ad ignorantiam)

8. No dejarás caer la carga de la prueba sobre aquel que está cuestionando una afirmación (Carga de la prueba o Onus probandi)

9. No asumirás que “esto” sigue “aquello” cuando no existe conexión lógica alguna (Non sequitur)

10. No asumirás que una afirmación por ser popular debe ser cierta (Sofisma popular o Argumento ad populum)
Leer más: http://recuerdosdepandora.com/escepticismo/los-10-mandamientos-de-la-logica/#ixzz2wHzJYw54
Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial Share Alike

¿Qué es la Guerrilla Comunicacional en Venezuela?

Cuando el Ché, junto a fidel Castro, y tantos otros camaradas se fueron a las montañas en Cuba. Cuando los vietnamitas decidieron enfrentar al invasor imperialista, cuando nuestras comunidades indígenas originarias decidieron resistir orgánicamente la agresión imperial europea, en todos esos eventos se organizaron guerrillas. ¿Por qué? Porque sencillamente no disponían de una maquinaria, una industria, no contaban con un ejército organizado para enfrentar al invasor, asesino, impostor de cultura, falso redentor, explotador, y un montón de epítetos que cada uno de los que lee pudiera agregar a esta cortísima lista.

En Venezuela cuando se levantó la guerrilla en las montañas, no había Internet. Hubo líderes políticos en los que se confió. Llegaban cartas a casas “amigas”, y mucho intelectual tomando café y cerveza en los bulevares de Caracas, especialmente en Sábana Grande.

La guerrilla comunicacional nace de la necesidad de obtener información de primera mano, de quienes están en el sitio de los eventos, de personas que han presenciado vívidamente eventos de relevancia política o simplemente quieren traer a la luz eventos que los grandes medios no cubren, acontecimientos que el Sistema Nacional de Medios en Venezuela no logre abarcar, o simplemente hacer que su voz sea escuchada, por pequeña que sea.

La prensa de oposición venezolana, que en general es toda la prensa escrita y multimedia en manos de emporios económicos privados, se ha dado a la tarea de desinformar y atontar a la población, llevándolos a tal punto de legitimar un golpe de estado en 2002, cuando canales como Venevisión o RCTV anunciaban el 12 de abril que habíamos “amanecido con nuevo presidente”.

Sitios de internet que jugaron un rol fundamental en la restitución de Hugo Rafael Chávez Frías en la presidencia, la restitución del hilo constitucional, ahí podría nombrar a Antiescualidos.com, Rebelion.org, Guardian Online, Aporrea.org (fundado precisamente en esa coyuntura), Indymedia.org, entre tantos otros. Vía mensajes de texto por celular y correo electrónico, de las voces que testificaron la represión que vivimos en tan solo 48 horas, consecuencia del desastre institucional que pretendía imponer la pérfida oligarquía venezolana. Si no hubiese sido por ellos, hoy en día tendríamos a Pedro Carmona Estanga como presidente (hoy refugiado en Bogotá, Colombia, profesor “eméritus”), estaríamos arrodillados frente al gran capital transnacional, por no decir del impero yanqui-israelí.
En este contexto se hace necesario revisar algunos aspectos relacionados con la radio y la tv, así como su circunscripción a las leyes venezolanas.

¿Qué pasa con el espectro redioeléctrico?

En el marco legal venezolano “el espectro radioeléctrico es el espacio físico por el que se transmiten las señales de radio y televisión, un recurso limitado del que somos dueños todos los venezolanos. El Estado lo administra, y autoriza concesiones a televisoras y emisoras de radio para explotarlo comercialmente. Éstas, que sólo han obtenido un permiso para usar un bien de dominio público, deben asumir las responsabilidades sociales que conlleva su explotación”. El organismo encargado de la administración de este espectro y su racional distribución, es la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, mejor conocida como Conatel.

Cinco años después del golpe de Estado, específicamente en 2007, varias televisoras debían acudir ante Conatel para renovar sus concesiones radioeléctricas. En aquél momento serían RCTV, VTV (principal canal del Estado), Venevisión, Televisora Andina de Mérida y Amavisión. En el caso de RCTV la concesión no fue renovada. Era una demanda social, el canal había lanzado una campaña feroz haciendo llamamientos a la rebelión y al magnicidio, obligaron a sus empleados a omitir informaciones de lo que ourría durante el golpe de Estado. En varias oportunidades transmitieron información sobre protestas o escaramuzas opositoras mintiendo descaradamente acerca de fechas y lugares, por ejemplo: “En estos momentos hay una gran protesta en Chacao”, y el receptor sabe que estas imágenes son de otro día, o que eso aconteció mucho antes, o simplemente asomar la cabeza por la ventana y confirmar que todo está tranquilo, que nos estabam mintiendo. Y no hablo acerca de la transmisión constante de ése canal de programas donde la violencia y el sexo exacerbado hacían su agosto para no extenderme.

Durante esos años entre el golpe y la no renovación de la concesión  de RCTV, también se aprobaría una nueva “ley de medios”, una ley para garantizar el libre acceso a la comunicación, destacando la comunicación veraz (en concordancia con la constitución aprobada en 1999) y la calidad de los contenidos para el disfrute de todas y todos los venezolanos.

La Ley Resorte

El estado había puesto reglas claras. Desde el 7 de diciembre de 2004, cuando fue aprobada la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, mejor conocida como “Ley Resorte” o “Ley Mordaza” como la llamaban los medios opositores, hubo obligatoriedad de precisar datos como fechas, nombres y lugares, eso en cuanto a los noticieros, y en los programas de entretenimiento si eran de Producción Nacional; en esta categoría destacan los PNI (producción nacional independiente) que son personas naturales registradas en el sistema PNI nacional, ante el Ministerio de Comunicación e Información, quienes ofrecen sus servicios a las diversas televisoras y emisoras radiales.

Hubo mucha controversia en cuanto a los PNI, que si el estado quería controlar la producción audiovisual, que si eso era para tenerlos a todos ahí «al servicio del rrrégimen», pero al final, muchas personas de lado y lado se han registrado, y en todos los canales se reserva un porcentaje a los PNI para el estímulo de la producción nacional e independiente. Sin embargo, canales como RCTV se encargaron también de sabotear estas medidas, omitiendo la información de PNI, en una constante actitud de desobediencia civil.

El caso RCTV

La ley resorte vino a rescatar el uso de los horarios de usuarios, en cuanto a los contenidos, además antes de cada programa se debe especificar si son del tipo informativo, deportivo, de opinión, etc., asimismo deberán especificar los elementos de lenguaje utilizados en el programa, de acuerdo a lo establecido en la ley. Los niveles de audio utilizados en promociones y comerciales deberán mantener un mismo nivel, ¿han notado cómo algunas televisoras aumentan el volúmen en sus comerciales?, preste atención a su receptor y verá.

El estado se reserva el 10 por ciento del espectro en lo concerniente a canales de radio o televisión que sean difundidos mediante subscripción, las cableras. Pero sobre todo, uno de los aspectos más controversiales de la ley es que toda televisora o emisora de radio con producción nacional que supere el 90%, debe registrarse ante CONATEL como productor nacional. Según esto, si mi canal antes se llamaba RCTV, yo le cambio el nombre a RCTV Internacional y lo transmito por suscripción, esto no lo hace excento de apegarse a la ley como productor nacional.

En meses recientes, RCTV (de las empresas 1BC) recibió una sanción del estado, fue sacado del aire por incumplir la ley. ¿En qué fallaron? En la transmisión de los mensajes oficiales que deben hacerse de forma gratuita como lo establece la Ley de Telecomunicaciones. Básicamente, omitieron mensajes oficiales que pudieran ir desde alocuciones del Presidente Chávez o cualquiera de sus Ministros, o mensajes culturales, educativos, informativos o preventivos de servicio público. El Ministro de Obras Públicas e Infraestructura Diosdado Cabello no tuvo más remedio que ponerlos en su sitio.

Sin embargo, RCTV no es la única que ha incumplido con la ley; el 21 de enero del presente año, el Ministro Cabello informó que 24 canales estaban en situación de desacato a la ley, lo que pasa es que RCTV y su representante Marcel Granier tienen mucho músculo y mueven a su gente por todo el planeta, desde la Patagonia hasta el otro lado del charco.

A estos canales nunca se les ha dicho que dejen de transmitir un programa u otro, o que tal o cual periodista cese en sus actividades. Quienes se dicen “perseguidos por el régimen”, son personas que han irrespetado la ley, haciéndose víctimas por un lado y verdugos por otro.

El estado ha institucionalizado la Guerrilla Comunicacional y eso no nos molesta. Se ha creado una materia de carácter optativo en las escuelas públicas para que los jóvenes se formen el el área de crítica mediática y de manejo de herramientas mediáticas (periodismo digital, radial y audioviual). Nos preocupa que se tergiverse lo que pasa en nuestro país, gracias a matrices de opinión impuestas, elaboradas en delicados laboratorios o en conversaciones de hoteles internacionales en lenguas que no necesariamente son la española.

Como estudiante de posgrado en Córdoba, me siento orgullosa de ser latinoamericana y de los cambios que se realizan en las diferentes regiones del continente. Que esta lección de la “Guerrilla”, sirva para que muchos pueblos se sumen a esta lucha, que es la lucha por una comunicación de masas, hechas desde, por y para las masas.

Coromoto Jaraba P.

Venezolana estudiando la Maestría en Comunicación y Cultura de la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina.

Para contacto: coritoj@yahoo.com

Lee aqui En Cobertura: Una guía para Informar en Situaciones de Peligro

En febrero del 2003, el CPJ publicó en Internet una edición de este manual para orientar a los periodistas que se preparaban para cubrir la guerra en Irak. Esta versión actualizada utiliza las lecciones aprendidas en esta guerra e incluye consejos sobre como hacer frente a los riesgos que muchos periodistas y sus familias afrontan a diario.

Esta guía debería ser leída no solo por aquellos que están en una zona de conflicto y cubriendo tareas peligrosas, sino también por los directores de los medios que envían a los periodistas a cubrir esas tareas. Para los directores, la seguridad de sus periodistas debería ser primordial. Esto significa desalentar la toma de riesgo injustificado, hacer coberturas en zonas de guerra u otras áreas hostiles en forma voluntaria, y proporcionar el entrenamiento y el equipo adecuado.

Con este manual, esperamos poder darles a los periodistas y a los directores de medios un panorama básico sobre cuestiones de seguridad. Los lectores encontrarán información para ponerse en contacto con muchos recursos valiosos, como así también lecturas sugeridas. Mientras algunos temas están cubiertos en profundidad, otros involucran habilidades específicas que sólo pueden desarrollarse a través de un entrenamiento exhaustivo.

Este informe también incluye datos para ayudar a los responsables de recopilar información a obtener entrenamiento, equipos y pólizas de seguros-

Para leerlo, haz click en el siguiente enlace

En Cobertura: Una guía para Informar en Situaciones de Peligro

11 herramientas para crear infografías

Te presentamos 11 herramientas para crear gráficos que te permitirán desarrollar de forma diferente el contenido de tus publicaciones.

1. Easel.ly

Es un servicio de acceso libre en el que puedes crear nuevas infografías o modificar las que ya están en la plataforma. La página ofrece 15 plantillas sencillas y diferentes, pero que no dejan de ser creativas, dinámicas y atractivas. Te permite editar colores, texto, gráficos, introducir íconos y añadir o  modificar formas dentro de tu gráfico.

easy

2. Piktochart

La versión gratuita incluye siete de las 115 que hay disponibles. Todas lucen profesionales, atractivas y tiene la opción de ser modificadas por el usuario.

Las herramientas de edición permiten agregar más gráficos al material, además de formas, textos e imágenes. Puedes exportar la infografía en JPG o PNG.

Accede a Piktochart usando tu cuenta en G+ o Facebook.

infografía2

3. Infogr.am

Esta herramienta, a la que puedes acceder usando tu cuenta de Facebook, ofrece seis diseños diferentes de infografías. Te permite añadir mapas, una extensa variedad de gráficos, videos (desde Vimeo o Youtube), texto e imágenes desde tu PC.

El contenido de algunas plantillas es interactivo, lo que mejora la presentación de datos.

infogram4. Visual.ly

Ofrece excelentes infografías para agencias, negocios y organizaciones. Tiene una gran cantidad de plantillas para crear gráficos para presentar estadísticas. Visual.ly presentó recientemente una nueva herramienta para transformar la información de  Google Analytics en infografías.

Superhero of Sequels

5. InfoActive

Es una plataforma en línea para la creación de infografías interactivas que incluyen tanto imágenes como datos. Está en beta, pero trae numerosas herramientas que permiten combinar texto con atractivos gráficos interactivos.

Mira este video para mayor información:

6. Many Eyes

Many Eyes tiene un increíble número de cuadros estadísticos e infografías para presentar diferentes tipos de datos, desde estadísticas hasta información escrita. Es una excelente herramienta si se busca acompañar investigaciones.

graficos

7. ICharts

Con iCharts se puede crear gráficos sencillos de manera rápida. Tiene entre sus opciones la posibilidad de producir cuadros interactivos que permiten que el material sea aún más llamativo. Los cuadros pueden ser insertados fácilmente a páginas web.

http://www.icharts.net/chartchannel/mobile-app-downloads-forecast-millions_m33wwy9mc

8. What About Me?

Es una herramienta que produce infografías atractivas que muestran los hábitos de los usuarios en las redes sociales. La plataforma se conecta de forma automática con las cuentas de Facebook, Twitter y YouTube para producir estadísticas de la vida digital.

Los resultados son bastante completos porque incluyen texto y cuadros estadísticos en un gráfico atractivo y que logra entenderse fácilmente.

what

9. Vizualize

Esta herramienta nos permite generar un currículo atractivo presentado como una  infografía. Puedes modificar la apariencia utilizando 7 plantillas a las que puedes cambiar el color.

Acceder es muy fácil. Basta tu cuenta de LinkedIn o el ingreso al sitio y la suscripción.

VISUALIZEME

10. Creately

En el servicio están disponibles más de 40 tipos de diagramas y 100 plantillas diferentes.

Uno de sus principales beneficios es que permite la colaboración de diagramas en tiempo real entre diferentes usuarios.

Existen 5 plantillas gratuitas. Si se quiere utilizar el resto de herramientas es necesario un pago de 5 dólares para acceder al plan premium.

11. Vennage

Es una herramienta fácil de usar para crear atractivas infografías además de cuadros estadísticos. Uno puede agregar cuadros, gráficos, imágenes y texto. Existe una versión gratuita de la plataforma y otra premium, que por 19 dólares al mes incluye plantillas que puedes modificar.

cuadros

Raw, una herramienta para el periodismo de datos

Si se trabaja con periodismo de datos es importante saber cómo generar gráficos atractivos para que nuestro material resulte más interesante y sobre todo fácil de entender.

Para ello tenemos en la web una gran variedad de alternativas. Una de ella es Raw, plataforma gratuita que nos permite crear y personalizar seis tipos de gráficos de forma rápida.

Solo es necesario seleccionar la data que se quiere importar, copiarla y pegarla en el recuadro que aparece en el servicio. Lo siguiente será seleccionar el tipo de gráfico que se considera más útil para exponer la información que se adjunta y modificar el material de acuerdo a las preferencias del autor (color, tamaño, entre otros).

Una vez realizados estos pasos, el usuario ya está habilitado para descargar el gráfico a su PC en vectores o en archivo PNG.

Conoce un poco más de su funcionamiento en el siguiente video:

Revista otras opciones para realizar infografías y gráficos atractivos siguiendo este enlace.

Vía: Code Geekz

Descarga aquí el “Manual de Género para Periodistas”

El ”Manual de Género para Periodistas” es una herramienta ideal para abordar correctamente los temas relacionados al género.

El libro fue elaborado por el Área Práctica de Género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en América Latina y El Caribe, organismo que tiene tiene como misión promover la igualdad de género en la región.

El instrumento fue desarrollado por la periodista Silvina Molina, especialista en temas de sociedad y género, quien ha orientado el contenido de este documento a las necesidades de los comunicadores.

El manual ofrece orientaciones y ejemplos concretos sobre cómo comunicar iniciativas que contribuyen a uan mayor igualdad y dar voz a los que suelen tener restringido el acceso a los medios.

Este martes habrá conferencia de Telesur en Barinas

Conferencia Chávez Comunicador: Redes, Comunicación y Revolución con Marayira Chirinos, Presentadora, Periodista, Politóloga y Especialista en Redes Sociales de Telesur

Este martes 11 de marzo, a las de la tarde, en el Salón Tricolor de la Gobernación del Estado Barinas. Organiza la Guerrilla Comunicacional Florentino.

Manual de la guerra de la Información en Venezuela (Descarga)

Este manual es el primer asomo de futuras investigaciones sobre las guerras actuales en Venezuela y el mundo. En él se exploran una serie de conceptos de la guerra mediática (por lo tanto psicológica) en donde se concentran los mayores esfuerzos desestabilizadores e intoxicantes de la información y el entendimiento sobre el Proceso Revolucionario actual y sus frentes de ataque. Al leerlo, usted notará similitudes y (casi) sinónimos: se tratan de conceptos que componen el mismo modo de actuar, su telón de fondo. Es por eso que algunos nombres pueden paracerse mucho pero no necesariamente significan lo mismo sino que se complementan. En los casos más evidentes encontrará llamados a conceptos afines o parecidos.

Todos los conceptos y términos que usted encontrará en este manual están vinculados a procedimientos específicos, estudiados, realizados mediante métodos establecidos en las escuelas de formación militar y en los manuales de los servicios de inteligencia de la OTAN. Conocerlos, revelar las mentiras o medias verdades orientadas que empotra es el principio para irlos desmontando. Al nombrar lo oculto, al exponerlo, darle nombre a tal o cual procedimiento, traerlo al mundo visible, es desactivarlo. Conocerlos es quebrar al enemigo.

Has click en el siguiente enlace para descargarlo

Manual de la guerra de la información en Venezuela

Greenwald quiere convertir The Intercept en un bastión del periodismo combativo

Por Miriam Garcimartin

El ex periodista de “The Guardian”, Glenn Greenwald, conocido por destapar los documentos del ex analista de la CIA Edward Snowden sobre los programas de espionaje de la NSA, se encuentra estos días presentando su nuevo medio, “The Intercept”.El magazine digital financiado por el multimillonario Pierre Omidyar en el que ya ha invertido 50 de los 250 millones de dólares previstos, es el primero de los títulos dedicados a diversos temas con los que contará el grupo “First Look Media”, que a finales de año agrupará en un mismo sitio web.

Greenwald concedió una entrevista a “Financial Times” en Brasil, ciudad en la que reside, para hablar de su proyecto más ambicioso. Omidyar ya desveló a través de un vídeo que “First Look Media” pretende ser una fusión entre una empresa de tecnología y un nuevo tipo de sala de redacción que reinvente el periodismo en la era digital. Ahora Greenwald desvela más detalles: “Esta empresa apoyará a una serie de publicaciones digitales parcialmente autónomas y creadas y moldeadas por un periodista o un equipo”. Estas revistas que se irán publicando a lo largo del año compartirán la misma estructura editorial, los mismos abogados, subdirectores y personal técnico. Es decir, serán sitios independientes pero con las mismas funciones administrativas.

“The Interception” es la primera revista que ha visto la luz. Lanzada en febrero sobre una plantilla básica de WordPress, se ha centrado en mostrar cómo utiliza la NSA la vigilancia para justificar los ataques con aviones no tripulados contra presuntos terroristas. El objetivo de este medio a largo plazo será reflejar el interés de Greenwald por las libertades civiles de los medios a través de un periodismo de confrontación agresiva, además de continuar con la revisión de gran cantidad de artículos que Snowden le ha remitido. “Será un sitio de información en el que anunciaremos nuevos artículos diariamente. Estaré presente todos los días con una crónica, así como con investigaciones. E invitaremos a los autores a publicar artículos de opinión”.

Con una orientación política de izquierdas, “The Interception” busca la colaboración entre los miembros de la plantilla entre sí y los lectores, en un ejercicio democrático fundamental. En los primeros días, el tráfico de la página inicial ha sido enorme, de cientos de miles de usuarios, asegura Greenwald a “The Guardian”, y los lectores se han mostrado muy colaborativos realizando gran cantidad de comentarios.

En “The Intercept”, Greenwald trabaja con Laura Poitras, la documentalista que le presentó a Snowden, además de Jeremy Scahill, conocido por ser muy crítico con los ataques aéreos de la administración Obama. La intención de Omidyar, según el periodista, es crear un proyecto totalmente diferente y no copiar a “The New York Times” o “The Washington Post”. Principalmente busca la potenciación de un periodismo combativo, económicamente independiente para defender la libertad de prensa y que buscará nuevas fuentes de ingresos, además de las ya existentes. Una de estas fuentes será una compañía de tecnología independiente dentro de “First Look” que va a desarrollar nuevas herramientas para los medios de comunicación de la empresa y otros mercados, y cuyas ganancias eventuales apoyarán su periodismo.

Greenwald, que prepara el lanzamiento de un libro sobre Edward Snowden en abril, ya se ha ganado la enemistad del gobierno de EE.UU. “The Intercept” ha tenido que ser estrenada con rapidez para luchar contra los ataques que estaban recibiendo los periodistas que investigan la vigilancia de la administración y otros programas secretos. Como recogía “The Guardian”, el Director de Inteligencia Nacional, James Clapper, dijo al Congreso que Snowden había cometido un crimen y tenía “cómplices”, mientras que el congresista republicano Mike Rogers fue más lejos al calificar a Greenwald como “ladrón”. Greenwald y los editores ya han señalado que este tipo de amenazas no servirán para disuadirles en su defensa de la libertad de prensa. Aunque no se ven como el modelo a seguir, sí creen que algunas de las cosas que hacen pueden inspirar a otros para encontrar la manera de hacer el periodismo que quieren sin tener miedo.

 

12 claves sobre el periodismo según Ben Smith de BuzzFeed

En una conversación con Nieman Foundation, el editor de BuzzFeed, Ben Smith, opinó que las redes sociales deben ser vistas como canales de distribución de noticias.

¿Cuáles son conclusiones sobre el periodismo? Compartimos 12 claves que debes tener en cuenta sobre esta profesión:

1. “Ha habido un cambio en el poder esencialmente desde las organizaciones de noticias a los periodistas”

2. “No se puede engañar a la gente para compartir información. Ellos deben estar interesados en esos datos y estar orgullosos de compartirlo”

3. “Si las redes sociales te favorecen, lo que tienes es una historia que ha profundizado porque es muy buena.

4. “Mi punto de vista del día a día es que cada pieza está compitiendo con cada historia que es publicada todo el tiempo”.

5. Uno de los retos es entender qué reemplaza a la historia de una agencia de cables debido a que nadie las lee ni nadie las comparte.

6. “Creo que cuando buscas jóvenes reporteros, lo que realmente quiere la gente es un editor”. Es por ello, dijo, que tienen editores ‘fuertes’.

7. La mayoría de la gente se preocupa por los animales, pero también por lo que pasa en el mundo.

8. Cada historia tiene el potencial de ser compartida. Si se trata de Ucrania o sobre el lobby en Whashington DC, habrá decenas de miles que, en el mundo ideal, compartirán y leerán la historia.

9. Una de las ventajas de empezar desde cero es que puedes pensar mejor la estructura.

10. La mayoría de las historias en la web son muy largas.

11. Fuerza es lo que busco de los periodistas.

12. Tener experiencia en TV no dice mucho sobre qué quiere la gente ver o compartir en la internet.

Tomado de: http://www.clasesdeperiodismo.com/2014/03/02/12-claves-sobre-el-periodismo-segun-ben-smith-de-buzzfeed/

Aprenda 10 claves para enfrentar las guarimbas en redes sociales contra Venezuela

Estas son algunas recomendaciones para enfrentar la manipulación mediática y el efecto de las operaciones psicologicas (Opsi) en redes sociales y medios digitales en el marco de la guerra de 4ta. generación contra Venezuela.

1.- Registre todo evento de violencia o agresión derivado de las manifestaciones y “guarimbas” del cual usted tenga conocimiento directo o indirecto. Para que su información sea precisa intente responder a estas preguntas; ¿Qué?, ¿Quién? ¿Dónde?, ¿Cuándo? y ¿Cómo? Asimismo indique quién le suministró o cómo obtuvo la información.

2.- Utilice sus cuentas de redes sociales como Facebook o Twitter para divulgar la información obtenida y pida a sus amigos o seguidores que reenvien su historia a sus propios contactos. Exija que se le cite como fuente u origen del reporte en caso de que alguien desee verificar la autenticidad del evento u ofrecer detalles complementarios.

3.- Redifunda usted también las historias de otros del mismo modo como se plantea en el punto anterior. Pregunte detalles y aporte los elementos complementarios que usted considere convenientes.

4.- No se haga eco de rumores o de historias que circulen por las redes sociales que no respondan al menos tres de las cinco preguntas propuestas en el punto 1 y que no tengan un origen o vocero verificable.

5.- Desmonte “barricadas y guarimbas virtuales” si usted dispone de información o puede obtenerla a través de familiares y amigos que estén en el sector donde supuestamente ocurre el evento. Apenas disponga de la información precisa (otra vez punto 1) difundala a través de sus cuentas usando como etiqueta el nombre del sector y denominaciones similares y complementarias (p.e. #Chacao calle #Elice). Asimismo respóndale directamente al “guarimbero virtual” con un lenguaje rigurosamente informativo para desmentirlo.

6.- Identifique y destaque los aspectos humanos de los eventos que reporte, como daños o agresiones, directas o colaterales, a niños, embarazadas, ancianos o enfermos. Asimismo ataques a animales y vegetación, en especial árboles talados para construir barricadas.

7.- Guarde y respalde la información, especialmente fotos y videos. Use su disco duro y suba los videos a otras cuentas y servicios de almacenamiento. No se limite a compartir: descargue, copie y reproduzca con otros nombres de archivos.

8.- Si sube o cuelga videos en youtube no use nombres “militantes”. Evite palabras como colectivo, asesinato, guarimba, revolución o similares. Esas palabras pueden ser usadas para rastrear videos que desean eliminar. Incluso es preferible que use términos “escualidos” como protestas, manifestaciones, lucha, libertad, agresión y abundar en términos geográficos, incluyendo la palabra y etiqueta Venezuela.

9.- Envíe sus reportes a medios digitales y exija su publicación. Puede usar menciones en Twitter, correos y comentarios en las entradas de dichas páginas. Algunos medios alternativos y blogs han venido ofreciendo cobertura de los eventos como EcoPopular, Difunde la Verdad, Misión Verdad, Alba Ciudad y La-Tabla.

10.- Impulse y comparta a través de sus cuentas sociales y por correo electrónico notas publicadas en estos medios que a su juicio pueda contribuir a reducir el impacto de la guerra psicológica.

T/Tomado de La Tabla

2 CONSEJOS DE UN FOTÓGRAFO DE NATIONAL GEOGRAPHIC

Desde 1991 Steve Winter empezó a tomar fotografías para National Geographic Society.

Algunos de los consejos del fotógrafo que sobrevivió a un ataque de oso en Siberia, y a las arenas movedizas en Myanmar, son:

1. Sé obstinado: Cuando te enfrentas a la vida silvestre conviene ser paciente, muchas veces es necesario buscar por todos los medios aquello que deseamos encontrar sin dejarnos llevar por los comentarios o las experiencias de otros.

“Siempre que alguien me dice que las cosas van a ser de un cierto modo, yo creo lo contrario”, dice Winter.

2.    Salva a la vida silvestre. Obtener una buena foto de naturaleza no sólo tiene un fin estético, puede servir también para mostrar al mundo los hábitos, comportamientos y situaciones de miles de especies que sería poco probable observar de forma directa, creando un referente muy importante para que más personas se interesen en su cuidado y conservación.

Conoce el listado completo de consejos de Steve Winter en el número de marzo de la edición National Geographic Traveler.

Breve Guía de Estilo para la cobertura informativa de los Juegos Paralímpicos

Ante la próxima celebración de los undécimos Juegos Paralímpicos de Invierno, en Sochi (Rusia) entre el 7 y el 16 de marzo, recordamos aquí la Breve Guía de Estilo elaborada hace algo más de año y medio por Periodismo Deportivo de Calidad con motivo de los JJ.PP. de verano celebrados en Londres (Reino Unido), concebida para una correcta cobertura informativa de esta y otras competiciones de deporte adaptado que, de manera excepcional, suelen aparecer en los medios de comunicación durante unos días.

Todas las pautas aquí señaladas se encaminan a que los medios actúen en una doble dirección: por un lado, incluyendo un mayor número de noticias sobre el deporte adaptado para darlo a conocer y mejorar su imagen social, y, por otro, abordando adecuadamente estos contenidos mediante un uso respetuoso de los términos lingüísticos y de las imágenes en las noticias que concedan protagonismo al movimiento paralímpico y, por extensión, a todos los colectivos con discapacidad. Este es el doble objetivo, deontológico e idiomático, al que apunta la presente Guía:

1. Naturalizar las noticias sobre deportistas con discapacidad, de forma que ingresen en la agenda habitual de los medios y en la cobertura de los espacios que se destinan al resto de las informaciones.

2. Mostrar una imagen del deportista con discapacidad de la misma forma que al resto de los deportistas, colocándolas así en un plano de igualdad respecto al resto de ciudadanos.

3. Presentar a los deportistas con discapacidad ni como personas dependientes o lastimosas, sino como ejemplos a seguir por sus capacidades más que por sus limitaciones. No han provocar compasión sino, en todo caso, respeto y admiración. Deben ser mostrados de forma atractiva como ejemplo de superación.

4. Tener especial cuidado con aquellos estereotipos que pueden resultar discriminatorios y términos con connotaciones peyorativas u ofensivas al referirnos a una persona con discapacidad. Son inadecuadas por peyorativas al implicar la negación de una o varias cualidades de la persona: disminuido, deficiente, incapacitado, subnormal, anormal, inválido, tarado, perturbado, mutilado, tullido, lisiado, loco, invidente, mongólico.

5. Considerar cuidadosamente las palabras, especialmente los adjetivos que se vayan a emplear en una información. Una tendencia de los últimos años es la de no sustantivar los adjetivos calificativos; es preferible hablar de persona con discapacidad o persona discapacitada, persona sorda, persona ciega, persona con retraso mental, etc. a etiquetar a los individuos como el discapacitado, el minusválido, el sordo, el ciego o el retardado.

6. Es recomendable no utilizar verbos que conllevan una apreciación negativa de la discapacidad como padecer, sufrir o aquejar, y emplear en su lugar presentar, tener o manifestar.

7. Igualmente, se evitarán expresiones como personas con problemas de movilidad (en lugar personas con movilidad reducida) o personas con problemas de visión (mejor, personas con discapacidad visual o personas ciegas).

8. Si bien el uso de eufemismos es recomendable como expresiones sinónimas y para evitar así repeticiones, lo políticamente correcto no es siempre lo más periodístico. Siempre que sea posible, en una información deberá llamarse a las cosas por su nombre, de forma que el mensaje sea de fácil comprensión y no se hiera nunca a las personas que son protagonistas de las noticias. Sordo o ciego son palabras de uso común que no tienen carácter peyorativo (las propias federaciones se hacen llamar Deportes para Ciegos y Deportes para Sordos).

9. El lenguaje utilizado para informar sobre la discapacidad deberá ser de fácil comprensión para el común de los lectores. Si se hace necesaria la utilización de términos poco usuales, siglas o tecnicismos, deberá explicarse su significado en forma sencilla.

10. Debemos tener en cuenta que hay distintos tipos de discapacidad (y de modalidades de deporte adaptado) y que cada cual tiene su especificidad, sus características y sus limitaciones. Es necesario profundizar el conocimiento que se tiene en la materia, comprender cada particularidad, incluso dentro de una discapacidad específica, y, en consecuencia, mencionar siempre de qué tipo de discapacidad se trata y cuál es su terminología especifica si es preciso.

11. Dar a conocer el reglamento, el léxico especializado y el formato de competición de las diferentes modalidades que componen el programa de los Juegos Paralímpicos (en el caso de los JJ.PP. de Invierno son cinco: biatlón, curling en silla de ruedas, esquí nórdico, esquí alpino y hockey sobre hielo).

FUENTES:

Periodismo social. Libro de Estilo de Servimedia (2007)

Libro de Estilo de Canal Sur TV y Canal 2 Andalucía (2004)

Manual de Estilo de RTVE (2010)

Guía de Estilo del Comité Paralímpico Internacional (2013)

Decálogo para un uso apropiado de la imagen social de las personas con discapacidad del CERMI Estatal (2011)

Ataques a la Prensa en 2013: Estados Unidos

La libertad de prensa sufrió un dramático deterioro en Estados Unidos en 2013, de acuerdo con las conclusiones de un informe especial del Comité de Protección para Periodistas.

La política del gobierno del presidente Obama de procesar judicialmente a los funcionarios que filtren información de carácter confidencial a la prensa, se endureció con la sentencia del soldado Bradley Manning (quien ahora lleva el nombre de Chelsea Manning) a una pena de 35 años de cárcel y la imputación formal de Edward Snowden, consultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).

Como parte de sus investigaciones de otras filtraciones previas, el Departamento de Justicia reveló que había solicitado y confiscado secretamente los registros de casi dos docenas de líneas telefónicas de la Associated Press y los correos electrónicos y registros telefónicos de James Rosen, reportero de Fox News.

Los dos casos, así como ciertos pasajes de la orden judicial relativa a Rosen que daban a entender que el periodista podía ser procesado penalmente por recibir la información, provocaron críticas generalizadas.

La reacción trajo como consecuencia la modificación de las directivas del Departamento de Justicia que rigen las órdenes judiciales relativas a la prensa y la reapertura del debate en el Senado en torno a una ley federal de protección de las fuentes periodísticas.

Mientras el debate avanzaba en el Senado, un tribunal de apelaciones federal rechazó la apelación de James Risen, reportero del New York Times, en su prolongada tentativa por proteger la reserva de una fuente, con lo cual el caso probablemente se decida en la Corte Suprema.

La filtración por parte de Snowden de una cantidad todavía desconocida de información de carácter confidencial acerca de programas de vigilancia secretos provocó el rechazo tanto nacional como internacional.

Y, después de salir a la luz informaciones periodísticas sobre el presunto espionaje de las comunicaciones de la cadena de televisión Al-Jazeera, los periodistas comenzaron a temer aún más por sus fuentes informativas.

El secreto que rodea a los programas de inteligencia reflejó la falta de transparencia y apertura en los organismos gubernamentales donde, pese a la promesa del presidente Barack Obama de encabezar el gobierno más transparente en la historia de Estados Unidos, los funcionarios suelen negarse a hablar con los medios o aprobar solicitudes en virtud de la Ley de Acceso a la Información.

Adicionalmente, los periodistas enfrentaron limitaciones para cubrir juicios relacionados con la seguridad nacional, en casos de presunto terrorismo en la base naval de Guantánamo y en el juicio en tribunal militar realizado a Manning en Virginia.

Reportaje de V7Inter: La música como tortura

Sábado 31 de octubre de 2009/ Redacción: Francisco Ali-Brouchoud/ Edición: Paolo Menghini/ Visión Siete Internacional/ La música conmociona, libera, calma, induce emociones, pensamientos y mueve a la acción o a la contemplación. Puede ser un símbolo de rebeldía pero también puede ser un tormento.

Los mismos temas de rock con los que miles de jóvenes saltan y bailan en un concierto, las mismas canciones pop que las radios y la televisión transforman en paisaje sonoro omnipresente, son utilizados con fines militares.

A un volumen elevado, y convertidas en escucha forzada, que se repite durante horas, forman parte de lo que el eufemismo de la jerga de los manuales de contrainsurgencia denomina técnicas de interrogación optimizadas… © Noticiero Visión Siete/ TV Pública/ Argentina.

Rosa Montero: “Los medios llevan años cometiendo el error de aliarse con los partidos políticos”

Su vida está ligada a las palabras, a las historias que a lo largo de los años han dado el salto de su mente a los artículos publicados en los medios de comunicación y en los libros que llevan su nombre. Rosa Montero, periodista y escritora, conoce bien este oficio de las letras, desde los cinco años, según cuenta ella misma, lleva tomándole el pulso. Una experiencia valiosa en la que hemos querido sumergirnos en OntheRecord y de la que son resultado las líneas de esta entrevista.

¿Cómo ves la situación actual del Periodismo y de los periodistas?

En todas partes el Periodismo está en crisis por la reconversión a las nuevas tecnologías pero se diría que en España esa realidad es mayor por la dureza de nuestra crisis económica (que se suma a la tecnológica) y porque aquí los medios de comunicación llevan años cometiendo un error garrafal, desde mi punto de vista: el de aliarse demasiado estrechamente con los partidos políticos.

¿Qué opinas sobre la adaptación de los medios a la era de internet?

El Periodismo como oficio sigue siendo tan necesario y vital como siempre; lo que está en crisis es el modelo de mercado de las empresas periodísticas. Y en eso estamos atravesando el desierto todavía. Quiero decir que la sociedad necesita que existan medios de comunicación competentes y fuertes, de modo que estoy segura de que se llegará a cierto acuerdo, aceptable para todos, en cuanto a las nuevas formas de mercado. Pero mientras llegamos a eso tenemos que hacer la travesía del desierto y este trayecto es una carnicería…. Se cierran medios todos los días, se empobrecen las redacciones… De todas formas soy razonablemente optimista a medio plazo porque creo que ya hemos atravesado más de la mitad de este amargo camino…. Por ejemplo, hay medios que ya ganan más por la publicidad en internet que por la del papel… Pero, por otra parte, parece que la publicidad en internet ha tocado techo y no crece más. En fin, quedan muchas incógnitas por resolver. Pero se resolverán.

Iniciaste tu carrera como periodista muy joven y durante mucho tiempo escribías ficción a la vez. ¿Cómo conseguiste compaginar ambas cosas?

Siempre he dicho que la historia de la literatura está llena de escritores que han escrito sus obras a las cinco de la mañana y en la mesa de la cocina; a las cinco, porque luego tenían que irse a trabajar, y en la mesa de la cocina porque no tenían otra. Si necesitas escribir, y uno escribe novela porque necesita hacerlo (es algo que forma parte de la construcción básica de tu vida, normalmente los novelistas hemos empezado a escribir de niños, yo a los cinco años, por ejemplo), sacas el tiempo de donde sea. Y además, creo firmemente que no se debe vivir de la novela, para poder escribir con la mayor libertad posible. Por eso sigo siendo periodista. O sea, yo me gano la vida como periodista, aunque ahora ya no estoy fija y vuelvo a ser colaboradora.

Actualmente te has decantado por la ficción y los que te seguimos vemos que constantemente andas viajando, participando en distintas actividades y que hay un reconocimiento a tu trabajo. ¿Era lo que esperabas para esta etapa profesional?

(Ríe). La verdad es que estoy decidida a cambiar de vida y viajar menos…. En serio, se te va liando la vida absurdamente y al final es una locura. Yo no esperaba nada, o sea, sí, esperaba y aspiro a que me lean todos los lectores posibles, el escritor que diga lo contrario miente, pero todo este lío de viajes y promociones y bolos incesantes ni me lo esperaba ni me gusta, en realidad. Aunque estoy agradecidísima de la suerte de tener el “problema” de que no me guste (ríe). O sea, estoy agradecida de seguir teniendo lectores, de que la gente quiera asistir a una charla mía, todo eso es un increíble regalo de la vida. Agotador pero un inmenso regalo.

¿Hay demasiado romanticismo en la idea que la gente tiene sobre el tipo de vida de una escritora?

Pues yo creo que hay no sólo romanticismo, sino una confusión total sobre lo que es ser un escritor. En primer lugar, si quieres ganar dinero, ¡no te hagas escritor!. Y luego, prepárate para vivir muchas amarguras y zozobras. La inmensa mayoría de los escritores tiene una vida muy dura: sin lectores, con malas críticas o aún peor, sin críticas, y a menudo sin editores que te publiquen…. Y eso al margen de tu calidad. Conozco escritores buenísimos que lo están pasando fatal. En general, ser escritor es bastante humillante.

Como periodista has realizado muchas entrevistas y como escritora las has concedido. Desde la experiencia en estos dos planos. ¿Qué pregunta te harías a ti misma?

Buf, ninguna. Para hacer una buena entrevista tienes que tener una genuina curiosidad por el entrevistado y yo me tengo muy vista.

Tomado de: http://www.ontherecord.es/entrevista-rosa-montero-ontherecord/

Vivir sin comas. Historia de la puntuación

Los romanos no usaban comas, ni puntos, y no les fue tan mal, así que por qué escandalizarse si en Columbia anuncian que escribiremos sin puntuar (y que qué más da).

La costumbre es fuente de Derecho, sobre todo en el lenguaje. Y la costumbre que nos puede a todos es la de la pereza, la de no poner el punto al final del mensaje del móvil, la de olvidarnos de las comas después de los vocativos, la de saltarnos el signo de interrogación de apertura. Hasta aquí, todo es más o menos obvio. Lo nuevo es que un profesor de la Universidad de Columbia, John McWhorter, ha dicho que claro que van a desaparecer las comas y que tampoco pasará nada el día que eso ocurra, que los idiomas pueden funcionar perfectamente bien sin guardias de tráfico. Y todos los que leemos periódicos y nos tenemos por gente leída, los mismos que escribimos en el móvil como animales que cocean, nos sentimos escandalizados.

«Posible sí es posible. De hecho, en los textos latinos clásicos no había signos de puntuación, ni acentuación gráfica ni siquiera un sistema de reglas para diferenciar mayúsculas y minúsculas», explica Salvador Gutiérrez, académico de la RAE y director de la Escuela de Gramática Emilio Alarcos Llorach la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. «Sin embargo, la aparición de estos sistemas representó un innegable avance en la escritura. Eliminarlos representaría un evidente retroceso».

Historia de la puntuación

Los que no hemos estudiado Filología volvemos a gemir. ¿No están las comas desde siempre? «No, no las ha habido siempre. Los primeros intentos de puntuar los textos son de Aristófanes, que ponía marcas en sus textos. En la Edad Media hubo más tentativas. Los escribanos empleaban un punto en lo alto para marcar el final de un periodo, un punto en medio para separar unidades gramaticales menores y un punto bajo, que ya llamaban coma, para separaciones más pequeñas». El que habla ahora es Leonardo Gómez Torrego, filólogo del CSIC y miembro del Consejo Asesor de la Fundación del Español Urgente, Fundéu-BBVA.

«Esas tentativas de puntuación estaban en función de las pausas en la pronunciación, y claro, las pausas son muy libres, cada uno las hace como quiere», continúa Gómez Torrego.

«Con la imprenta, los intentos se hacen más serios», continúa Gómez Torrego. «Nebrija, por ejemplo, estuvo en esa tarea, aunque era demasiado ortodoxo, estaba muy pegado a la tradición clásica, y fue muy tímido. En realidad, toda la puntuación fue muy tentativa hasta que apareció la Real Academia Española. En el siglo XVII ya había comas, puntos y puntos y comas».

«A partir de ahí, el trabajo se fue perfilando poco a poco, la puntuación dejó de estar en función de la entonación y tomó la función de desambiguar: evitar que hubiera ambigüedades semánticas en los textos, primero; separar los elementos sintácticos, después…».

Y ahora que ya estamos presentados, ¿es verdad que la puntuación es una zona gris del idioma, de los idiomas? Se podría pensar que, ya que lo normal es puntuar mal, ¿no será que la norma es demasiado severa? Volvemos a lo de la costumbre como fuente de Derecho. «El sistema [de puntuación] no llegó a estabilizarse más que a lo largo de los siglos XVIII y XIX, a través de formulaciones de la Real Academia Española que, a su vez, seguían el criterio de los buenos autores», explica en un correo electrónico Pablo Jaulalde, catedrático de Literatura Española de la Universidad Autónoma de Madrid. «La estabilidad histórica en la lengua no existe nunca, por tanto esa relativa estabilidad [del sistema de puntuación] sufre de embates diferentes, que en estos momentos son muy fuertes. Al tiempo que cambiaba el sistema variaban las normas y la teoría». Y continúa: «En general se puntúa mal, muy mal, porque la enseñanza de este aspecto de la lengua no suele darse. En mi facultad y universidad puntúan rematadamente mal los decanos, los rectores, los profesores de lengua… Eso va en la desidia general hacia la educación y la cultura».

Aguantar la presión

O sea, que sí, que hay viento fuerte. Pero: «En modo alguno hay que cambiar las reglas», añade Salvador Gutiérrez. «Las reglas de puntuación no son en sí mismas difíciles. Exigen más tiempo y se asimilan algo más tarde porque están muy ligadas a la comprensión de las estructuras sintácticas». Y Leonardo Gómez Torrego se apunta: «La puntuación cuesta porque lo bueno cuesta, pero las normas son necesarias. Hablamos de que es un signo de los tiempos, de que vivimos una época que requiere concisión. Pero es que la puntuación está para eso, para ser preciso. Yo he sido profesor y sé la diferencia que hay entre corregir un examen bien puntuado y uno mal puntuado». Y termina: «No creo que sea una batalla perdida; están las nuevas tecnologías, pero también somos muchos, muchas instituciones trabajando».

Otra cosa es que la normativa siempre vaya por detrás de los usos: «El sistema de puntuación nunca sirvió exclusivamente para la expresión oral», explica Jauralde, «sino para ordenar sintácticamente el lenguaje escrito, lo que a veces coincide (en los puntos, por ejemplo) con marcas del lenguaje oral y otras no. La coma no indica siempre una pausa (ni una sinalefa, ni un silencio, etcétera). Es uno de los errores en los que ahora va entrando la RAE y que, por cierto, no suele estar en las [normativas] del siglo XIX. De manera que para el lenguaje oral el sistema de puntos y comas es impertinente, como puede observa cualquiera cuando habla. Solo es pertinente cuando se realiza oralmente un escrito (cuando se lee) o cuando se proyecta por escrito algo que hablas (escribes)…». Y una coda a esta idea: «Efectivamente se viene produciendo (¡pero en el lenguaje escrito solo!) exceso de comas, sobre todo en nuestros clásicos (por ejemplo en los Quijotes que nos dan a leer ahora)».

La última normativa para el gallego, por ejemplo, da libertad para que los hablantes usen o no los signos de interrogación y de exclamación de apertura, viejo invento español. «La Academia recomienda su uso desde 1754, aunque, al parecer, no fue habitual hasta el siglo XIX. Responde a la entonación que hacemos en español cuando hacemos una pregunta, que empezamos a preguntar desde el principio de la frase, y eso es algo que no ocurre en otros idiomas… Hombre, yo también me salto algúna interrogación de entrada cuando escribo en el móvil. No me parece imposible que con el tiempo los signos de interrogación y de exclamación de apertura terminen desapareciendo».

Última pregunta: ¿es el español un idioma de puntuación puñetera? «El español tiene el sistema de puntuación más nítido, más claro y más moderno de todos los idiomas de nuestro entorno», explica Gómez Torrego. «El capítulo sobre puntuación de la última Ortografía de la RAE es espléndido. Pero la puntuación no es objetiva ni estricta. Hay margen para que cada uno escriba con una puntuación más abierta o más trabada».

Y más en esa línea: «El sistema de puntuación ni está cerrado ni es matemático. Un mismo texto extenso casi siempre se puede puntuar de varias maneras, pero no de todas ni de cualquier manera. […] Los modelos de mejor puntuación siguen estando en los buenos escritores, mejor que en normas y gramáticas», termina Jauralde.

Tomado de: http://www.elmundo.es/cultura/2014/02/28/5310be95e2704eab548b4586.html

5 maneras de crear contenido viral, según BuzzFeed

Por Miriam Garcimartin

Shepherd quiso revelar a los asistentes a la conferencia sobre periodismo digital, organizada por “Journalism.com.uk” en Londres, el secreto del éxito de BuzzFeed: la creación de contenidos compartibles por los usuarios. Pero, ¿cuál es la fórmula para conseguir que una noticia se convierta en viral?

Jack Shepherd, director editorial de BuzzFeed, aprovechó la ocasión que le brindó “Journalism.com.uk” de inaugurar su 11ª conferencia sobre periodismo digital, para dar algunas pistas a todo aquél que quiera compartir contenidos en Internet.

Potenciar todo tipo de contenido compartible ha sido clave para que la empresa registre más de 130 millones de visitantes únicos al mes. 5 son los principios que tienen en cuenta para que sus artículos logren gran repercusión en las redes sociales.

1.Las listas nunca fallan: Por lo general, los internautas son más propensos a leer un contenido cuando se presenta organizado en una lista. El usuario ya sabe lo que va a encontrar, el contenido es más fácil de leer y el cerebro lo procesa mejor dentro del caos informativo que reina en Internet. Pero no hay que perder de vista que esto es sólo “andamiaje para una historia” que no será efectiva si la lista no resulta interesante.

2.Apelar a las emociones: Según un estudio de “The New York Times” de 2010, las historias más compartidas por email se podían catalogar como emocionales, sorprendentes, positivas o alucinantes. Para Shepherd, la clave está en crear algo que suscite una respuesta visceral. Y para saber si algo conmueve, nada mejor que uno mismo lo compruebe antes: “si no lo sientes tú, nadie lo hará”.

3.Ofrece contenido a la comunidad: Cada comunidad es diferente y no hay una regla válida para todas, pero lo que hay que procurar es crear “un gancho emocional” que suscite una conversación significativa y provoque la respuesta de los usuarios. Algo como lo que sucedió en Twitter con el proyecto “Young Me/Now Me” en el que los usuarios reproducían fotos del pasado. Humor+Nostalgia = Fenómeno Viral.

4.La controversia funciona: Shepherd considera que un contenido tendrá más posibilidades de ser compartido si provoca una reacción que se ajuste a: “Lo entiende, le gusta/Lo entiende, no le gusta/No lo entiende, le gusta/No lo entiende, no le gusta”. Estas categorías son utilizadas con éxito en la web “Bonsai Kitten”. Cualquier contenido que la gente odie o ame siempre será más viral.

5.Cada historia requiere un formato distinto: Shepherd asegura que es falso que los artículos extensos no tengan interés para los lectores. El problema es la forma en la que se presentan: “La diferencia entre una historia que la gente quiere leer y una que quiere compartir está a menudo en el formato”, señala. Por ejemplo, un tema se puede presentar a través de diapositivas, en forma de lista o, si es un tema más serio, como un artículo similar al de un diario. Hay que experimentar con diferentes formatos y ver cuál es el que la gente prefiere para cada tema.

¿Por qué los llamamos ‘eventos’, cuando queremos decir actos programados?

Bien sabe Bilgai que me provoca cuando me dice que trabaja en la organización de un ‘evento’. Quizá por eso me lo repite constantemente, y yo lo miro a los ojos, le digo que eso no es posible, pero me callo lo que pienso.

Porque, en realidad, lo que pienso es que Bilgai no tiene cara de enterrador, ni de coordinador de emergencias, ni siquiera de padre primerizo al que una eventual fiebre de la criatura lo obliga a suspender una cita.

Esa provocadora insistencia me evoca a una profesora de Lengua Española que, en segundo y tercero de BUP, se empeñó en ampliar el vocabulario de aquellas mocosas a las que daba clase, imponiéndonos la búsqueda y memorización de palabras que por aquel entonces desconocíamos.

Aquel aprendizaje, que entonces nos pareció tan tedioso como la tabla de multiplicar, me evitó tener que recurrir apresuradamente al diccionario cuando Felipe González comenzó a hablar de la ‘obsolescencia’ de algunos de nuestros sectores productivos. E hizo que mis amigas me miraran como un bicho raro un día que una de ellas regresó de una prueba para un trabajo, en la que le habían preguntado el significado de una palabra: “¿Alguien sabe qué c… significa deletéreo?” Sin titubear, contesté: “Mortífero”.

A modo de catecismo, muchas de aquellas palabras pasaron al disco duro de mi memoria y ahí permanecen, con acepciones indelebles a las que me resisto a renunciar.

Y esa ‘teima’ tengo con “evento”, que para mí era y sigue siendo un “suceso imprevisto”, que, por tanto, inexorablemente, vinculo a eventualidad. Es por eso que podría llegar a admitir que el sector funerario o un equipo de emergencias se dedique a ¿organizar?/coordinar/solucionar/atender eventos.

Tiene razón, sin embargo, Bilgai cuando dice que la Real Academia Española ha aceptado la nueva acepción de ‘evento’ como un suceso programado, que, en opinión de algunos, podría ser un ¿anglicismo? asumible, aunque a mí me da la impresión (puede que equivocada) de que tiene más que ver con el locuaz lenguaje de los periodistas deportivos de varios países sudamericanos, a los que se remite la RAE para justificar su inclusión.

En todo caso, la rapidez con que la RAE ha aceptado en las últimas dos décadas determinados vocablos, algunos de moda efímera, me lleva a pensar que es posible que en la Academia se haya colado un grupo de frikis, que está actuando como un lobby a la hora de analizar y decidir nuevas incorporaciones al diccionario de español.

Friki y lobby ya están admitidas, como también lo está chatear por mucho que Alex Grijelmo haya protestado (‘Defensa apasionada del idioma español’) contra ese gusto por los barbarismos, que “ha conculcado uno de los verbos españoles que más podemos celebrar (…) Si hablamos con unos amigos en un bar, entonces estamos charlando. Pero si hablamos con unos amigos por Internet, entonces estamos chateando, lo cual resulta de lo más absurdo porque donde se sirven los chatos es en el bar”. Agradece Alex Grijelmo en ese libro la habilidad popular para intentar escapar de ciertos anglicismos (¿nadie recuerda que el ‘e-mail’ se convirtió, para la mayoría, en ‘un emilio’?), e incluso para inventar palabras sumamente descriptivas y sonoras, aunque se equivoca cuando imputa a Forges la paternidad de ‘esnafrar’ (mi bisabuela, gallegohablante, ya utilizaba esa palabra, con varias acepciones: aviso de paliza o advertencia de caída o de darse de morros contra algo).

Yo me esnafro contra la realidad ante tanto organizador de eventos. No ya por insumisión a la RAE- si incorpora un nuevo significado, ¿por qué no asumirlo?-, sino por el empobrecimiento lingüístico que ha supuesto esa palabra. Ya no existen actos, actividades, jornadas, seminarios, almuerzos, bodas, bautizos, banquetes…

Ahora todo el mundo conoce la fórmula para prever la organización de imprevistos.

Clasificación de los signos

Semiotica

Peirce definió tres categorías de signos, cada una de las cuales muestra una relación diferente entre el signo y su objeto, o aquello a lo cual se refiere:

Iconos: son aquéllos signos que guardan alguna relación de semejanza con aquello que representan, tal es el caso de la fotografía, de una escultura, algunos gestos como cuando hacemos un movimiento con las manos para describir el cuerpo una mujer
Índices: son aquellos signos que guardan una relación de carácter físico natural con lo que representan, así por ejemplo, una erupción en la piel es un signo de una enfermedad que tengo en mi cuerpo o una nube negra que observó es un índice de la proximidad de una lluvia
Símbolos: son aquellos que tienen una relación convencional  entre significante y significado, como los sonidos de las palabras con la ( Ej. La palabra perro, no guarda relación con…

Ver la entrada original 39 palabras más

Blog sobre la carrera de Comunicación Social

A %d blogueros les gusta esto: